La región asturiana ha sido poblada desde tiempos remotos. Los achelenses, hace unos 100000 años, seguidos los neardentales parece que fueron los primeros pobladores.

A lo lago de toda la geografía asturiana encontramos yacimientos como las cuevas de Tito Bustillo (Ribadesella), el Pindal (Ribadedeva), San Román de Candamo (Candamo), Covaciella (Cabrales), El Buxu (Cangas de Onis) y otros restos prehistóricos como dólmenes, túmulos y el Ídolo de Peña Tú en Llanes que nos demuestran la existencia de pobladores desde los tiempos mas remotos en el actual Principado de Asturias.

La existencia de los fortificados poblados celtas como los de Coaña (Coaña), Pendia (Boal) y San Chuis (Allande) nos hablan de una importante cultura celta en esta zona.

 La llegada de los romanos

La tribu de los astures, primera conocida en la región, resistió a la dominación romana sirviéndose de las montañas a modo de refugio, pero tras larga y dura lucha de diez años (29-19 a.C.), que exige la presencia física del emperador César Augusto y un poderosísimo ejército, cántabros y astures son sometidos por los romanos incorporándose a este imperio.

La romanización en Asturias deja importantes manifestaciones artísticas y restos de edificios como las Termas de Campo Valdés (Gijón), excelentes vías de comunicación con el resto de la Península, de las que se conserva la Calzada Romana de la Mesa o Camín Real, que comunicaba Torrestío en León con Gijón, y varias explotaciones mineras, destacando las auríferas.

 Los árabes

Con la invasión musulmana (711), son sometidos los cristianos y Asturias se convirtió en el refugio de los visigodos que habían huido del avance islámico y el primer foco de resistencia: el lugar donde se inició la reconquista. Mediante pacto los cristianos quedarían obligados a pagar una contribución y a enviar personas a Toledo para firmar el Pacto, entre las que se encontraría Pelayo, un joven visigodo, hijo del Conde Favila y aliado del rey Don Rodrigo.

 Pelayo

En el año 718 Pelayo huye de su prisión en Córdoba y se refugia de nuevo en Asturias, siendo perseguido hasta el valle de Cangas de Onís, donde fue acogido durante la celebración de un “concilium” en el que por su formación y experiencia en temas militares y políticos es puesto al frente de este movimiento contra los árabes iniciado por los naturales de la región.
 
Los rebeldes empezarían por no pagar los tributos y por atacar a los berberiscos establecidos por el país, más por ansia de venganza y libertad que por afanes políticos.
 
Decididos los árabes a someter a los astures rebeldes lanzaron contra ellos una fuerte ofensiva en la que los astures sufrieron varios reveses y tuvieron que refugiarse en las Cuevas de Covadonga con lo que le quedaba de sus maltrechas tropas, unos 30 hombres y 10 mujeres donde resistieron varios meses de asedio musulmán, alimentándose de miel silvestre y agua que se desprendía de las paredes de la cueva.
 
Al llegar el invierno los árabes, poco acostumbrados a aquellas temperaturas y al no haber conseguido ningún avance, decidieron la retirada lo que aprovecharon las tropas de Pelayo para perseguirlos y hostigarlos ya que los árabes recorrieron la zona por los sitios más difíciles puesto que no conocían el terreno y los aludes y desprendimientos de tierra y nieve, ayudaron a desbaratar al ejército enemigo.
 
Todo esto, exagerado en muchas ocasiones, ocurría a orillas del río Sella. Con esta primera victoria (722), se establece un pequeño reino cristiano que empezó a extenderse por toda la región cántabra estableciéndose la primitiva corte de los reyes de Asturias, que fue reino independiente durante más de dos siglos (718 - 924). El reino de los Godos da paso así al de los Astures.
 
Durante los diecinueve años de reinado del Pelayo, el territorio aumentó considerablemente sus fronteras. Alfonso I emprendió el camino de la reconquista consiguiendo recuperar para su reino las tierras de Navarra, Galicia, todas las tierras del Cantábrico y el norte de las del Duero.
 
Pelayo establece una especie de capital en Cangas de Onís. Fallece en el año 737.

 Los reyes Asturianos

  • Pelayo (718-737).
  • Favila (737-739).
  • Alfonso I (739-757), emprendió el camino de la reconquista consiguiendo recuperar para su reino las tierras de Navarra, Galicia, todas las tierras del Cantábrico y el norte de las del Duero.
  • Fruela I (757-768).
  • Aurelio (768-774).
  • Silo (774-783), traslada la corte a Pravia.
  • Mauregato (783-789).
  • Bermudo I (789-792).
  • Alfonso II el Casto (792-842), la Corte se trasladó desde Cangas de Onís a Oviedo, quedando asegurada esa capitalidad con la victoria sobre los musulmanes en Lutos, cerca de Oviedo.
  • Ramiro I (842-850). Arte ramiriense. Con el progreso de las armas cristianas, el centro político de la Reconquista se desplazó hacia el sur, quedando reducido el territorio a una dependencia del Reino de León, con el nombre de Asturias de Oviedo. Esto ocurría mientras el reino era engrandecido por este rey, que luchó durante su reinado en la famosa batalla de Clavijo.
  • Ordoño I (850-866)
  • Alfonso III (866-913) continuó ampliando los territorios por tierras leonesas llegando hasta Zamora, Toro y Simancas, teniendo como frontera el Duero. En el año 908 se construye la Cruz de la Victoria en el castillo de Gauzón (mandado construir por este rey en el año 866). Ramiro II (931-950), fundió el reino de Asturias al de León.
  • En 1388, durante el reinado de Juan I, se constituyó el Principado y se decidió que el título de príncipe de Asturias sería otorgado al heredero de la Corona. Enrique III (1379-1406) fue el primer príncipe en poseer este título.
  • Durante los siglos XVI a XVIII, Asturias permaneció muy al margen de los acontecimientos fundamentales de la historia política española, aunque volvió a renacer en el siglo XIX, cuando se convirtió en la primera región en organizar el movimiento revolucionario contra Francia.

 El arte prerrománico

El Arte Prerrománico Asturiano es declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1985, es un arte arquitectónico, rústico y sobrio.

El Prerrománico se desarrolla a través de tres épocas que coinciden con el reinado de tres Reyes diferentes, aunque ya se anuncia en la Iglesia de Santianes de Pravia (siglo VIII, 774-783).

  • Epoca de Alfonso II (siglo IX, 791-842): Cámara Santa, San Tirso, San Julián de los Prados, Santa María de Bendones y San Pedro de Nora (Oviedo).
  • Epoca Ramirense. Ramiro I (siglo IX, 842-850): Santa María del Naranco, San Miguel de Lillo (Oviedo) y Santa Cristina de Lena (Lena).
  • Epoca de Alfonso III (siglos IX-X, 866-910): San Salvador de Valdediós y San Salvador de Priesca (Villaviciosa), San Salvador de Gobiendes (Colunga), Santo Adriano de Tuñón (Santo Adriano) y la Fuente de Foncalada, único de carácter civil que se conserva en Oviedo.
A partir del siglo X, cuando se trasladó la corte a León, Asturias aparece aislada, pero con el Camino de Santiago aparece el Románico, estilo en el que se construyen muchos monasterios, hospitales para la atención de los peregrinos e iglesias para la celebración del culto.
 
La Catedral de Oviedo es el monumento más representativo del arte gótico. Fue construida entre los siglos XV y XVI. Esta j oya arquitectónica conserva en su interior, además del Retablo Mayor, las Reliquias de la Cruz de los Angeles, la Cruz de la Victoria, el Arca de las Agatas…

 A partir del siglo XV...

Durante los siglos XVI al XVIII, Asturias permanece encerrada en sí misma y con poca capacidad de progreso, hasta la ilustración, donde Jovellanos, Feijoo y Campomanes dan un impulso a la cultura, economía y política.
 
Los asturianos enriquecidos en la emigración pueblan el Principado de singulares palacetes y mansiones modernistas, denominadas Casas de Indianos.
 
A mediados del siglo XIX, con la explotación del carbón y del hierro, comienza el camino hacia el desarrollo industrial, que con la aparición del ferrocarril propicia la llegada de trabajadores de toda España que influyen de forma considerable en la política sindicalista, como el Movimiento Revolucionario de 1934.
 
Después de la Guerra Civil, y ya en la historia reciente Asturias se constituye en Región Autónoma con el nombre de Principado de Asturias.
 
Asturias mantuvo en el pasado, como consecuencia de su aislamiento geográfico, una importante producción artesanal, desaparecida con la llegada de los nuevos modos de producción. No obstante, aún cuenta con una amplia gama de productos artesanos: cuchillería, ferrería, alfarería, instrumentos de madera, fabricación de madreñas, cestería, modelismo, azabachería, bordado de malla, alfombras, tapices, talla de madera, trajes regionales, artesanía del cuero...

1965-1966   De "Agrupación Escolar Mixta "Marcos Peña Royo" a Colegio Público "El COTO" ⇔ 2015-2016

Eventos

Marzo 2019
L M X J V S D
25 26 27 28 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
DESIGN_BY